Urbanismo desviado: Tabakalera after all.

Un año después de su inauguración Tabakalera  pasa su primer balance.  Aún estamos en fase de presentarlo a familiares, amistades y vecinos que quieren ver la nueva adquisición. Está creciendo así que no ha alcanzado todo su potencial.

Aunque la mayoría de sus espacios están en marcha*, faltan por concretarse el hotel y ese restaurante que no acaban de cuajar. Se trata de piezas de atracción permanente para turistas y visitantes, por lo que suponemos que es una fuente de ingresos nada desdeñable para la ciudad y para el, sin duda costoso, mantenimiento anual.

Lo que sí palpamos es el resultado de su aparición en escena en la familia que formamos los que vivimos en esta ciudad. El impacto  de la novedad combinado con la capitalidad cultural la hace imprescindible: Todo el que quiere hacer algo con eco en 2016 piensa en Tabakalera. En sus múltiples versiones: realizar allí un evento (ya no decimos actividad que somos muy modernos), asistir a la programación,  tomar algo en su cafetería o acercarse simplemente para visitarlo y disfrutar de la vista.tabakalera_inauguracion_-judith_ubarrechena

Yo tengo suerte de trabajar y vivir en sus alrededores, vamos que soy “vecina del barrio”. Así que sigo el día a día de su actividad. Por las mañanas gente jubilada, sigue viniendo a “descubrirlo” y comentar las vistas y “lo que se habrán gastado”. Durante todo el día se ven turistas y cuando llegan las cinco de la tarde el lugar bulle y burbujea. Incluso los adolescentes quedan ahora allí, algo se les pegará. Los días de inauguraciones los coches oficiales, y gente trajeada en un lateral discreto, nos indican que algún “pez gordo” está dentro. Este primer año casi todas las semanas, lo que puede producirnos un empacho.

Este sería un claro indicador de un fenómeno que ha causado que será de largo recorrido para el barrio de Egia. Lo mismo que en su día ocurrió con la aparición del Kursaal y ampliación de la playa de la Zurriola, el flujo habitual de los donostiarras se ha desviado.

En aquel caso el “centro” de San Sebastián  iba hasta entonces del Boulevard hasta Amara, eje norte-sur, y se transformó en otro perpendicular este-oeste: del Naútico-Ayuntamiento hacia la Avenida de Navarra y Sagüés. El barrio de Gros gracias al desarrollo del centro de congresos y de la playa con el surf  se ha ido convirtiendo en estos 20 años en el barrio de la gente joven y moderna. Con Tabakalera la otrora silenciosa y aburrida Duque de Mandas  o el oscuro, y hasta peligroso, pasadizo bajo las vías del tren que unen Egia con el centro se han transformado en arterias por las que fluye sin parar la gente.cam04122 Hemos visto cómo se van incorporando locales punteros y de creadores cómo satélites que beben del planeta Tabakalera llegando hasta la calle Virgen del Carmen. En los edificios industriales de Mundaiz, hasta hace poco deslizándose hacia el abandono, florecen los artistas y se convierte en un vivero espontáneo de gente deseando beber de la fuente de inspiración que Tabakalera quiere ser.

Todo ello permite que se ensanche  el área de influencia de las inversiones en cultura, que normalmente se concentraban al otro lado del río, y representa un logro del que soy una de las primeras en felicitarse por lo que me toca. Cierto es que hay muchas incógnitas por despejar pero no puedo menos que desear que este cumpleaños se convierta en el primero de muchos otros ¡y que podamos enorgullecernos del CICC disfrutarlo muchos años!

*A nivel cultural el recorrido se inició en algunos casos hace décadas. Parte de sus espacios, lo que llaman el ecosistema, están ocupados por el Zinemaldia,  Filmoteca Vasca, o el Instituto Vasco Etxepare o la Fundación Kutxa han colmado bastantes de los 37.000 m2 del enorme complejo cultural.

La programación propia cómo los Hirikilabs, laboratorio de cultura digital y tecnología en torno a su uso social, crítico, creativo y colaborativo, también lleva años de recorrido. Otros son novedad cómo UBIK biblioteca de creación  (y aprendizaje) muy recomendable. También hay actividades variadas que incorporan networking o teatro experimental.

Si quieres saber más:Tabakalera / Tabakalera primer aniversario / La sinuosa historia de Tabakalera en 13 claves

Anuncios

One thought on “Urbanismo desviado: Tabakalera after all.

  1. Ojalá tengas razón y los políticos tomen nota respecto a los edificios que quedan junto a tabakalera. Lo auténticamente sostenible es reciclar edificios, reubicar nuevos usos, cambiar el punto de mira y no pensar solo en derribar y construir nuevo.

    Me gusta

Anímate y comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s